........ pluviometro.com
Inicio
........

 

EL PLUVIÓMETRO Y LA CONTAMINACIÓN


En el momento presente, tanto el aire como el medio ambiente en el que nos desenvolvemos se está haciendo cada vez mas nocivo para la vida de hombres, animales y plantas, debido a la acumulación en él de toda clase de elementos extraños al mismo, es lo que comúnmente se entiende por contaminación.

Garita metorológica, pluviógrafo y nuestro pluviometro. Al fondo tanque evaporimétrico.Sólo trataremos aquí de la contaminación atmosférica, sin entrar en las contaminaciones de carácter local proveniente del uso indiscriminado de pesticidas y otros agresores del ambiente empleados en algunas industrias. Como citamos en el apartado de agricultura, estamos convencidos que los estudios de las plagas a escala local para cada región nos llevaría a una considerable reducción de ciertos productos contaminantes del campo, de la misma manera que podríamos hablar del esmerado cuidado que algunas industrias deberían tener en el tratamiento de sus residuos.

Tan importante resulta la detección de estas situaciones, que sólo en nuestro país se producen pérdidas anuales de millones de euros, lo que egoístamente debería implicarnos en la educación ecológica de las nuevas generaciones, ya que el máximo aprovechamiento de los recursos no está reñido con el máximo respeto al medio ambiente. Centrándonos en la contaminación atmosférica podemos decir que puede provenir de dos fuentes principales, una propia o local y otra podríamos llamar importada a través del movimiento de las masas de aire; ya que en la propagación de esta degradación no hay fronteras, las contaminaciones producidas en los países y regiones industrializadas, se depositan en forma de lluvias ácidas y otras deposiciones, algunos días después de ser emitidas y que dependiendo de la clase de contaminación y de las condiciones climáticas se propagan a zonas, en ocasiones muy alejadas de los puntos emisores, y ocurre, que la mayor parte de las veces, debido generalmente al desconocimiento crónico sobre el tema, las regiones perjudicadas cargan con problemas y ruinas que no han generado, de tal forma que los emisores quedan a resguardo en la mas completa impunidad. Se hace pues imprescindible el control de esta contaminación de la atmósfera y su trascendencia de una forma más realista y debería ser valorada por cada afectado, aunque a él, individualmente, le va a ser muy difícil la reclamación ya que las agresiones pueden tener su origen a cientos o miles de kilómetros de las zonas afectadas.

Los efectos contaminantes son variados y numerosos, a título orientativo indicaremos que concentraciones que son consideradas bajas para la salud del hombre, producen considerables daños en las plantas, aunque de forma muy diferente según la especie. Los daños se manifiestan en forma de necrosis foliar generalmente de color rojizo o manchas amarillas en los tallos. La acción continuada de estos contaminantes, incluso a concentraciones bajas, pueden ocasionar pérdidas incalculables, destruyendo cosechas o masas boscosas enteras. Naturalmente, los mayores peligros están en altas concentraciones, durante largos períodos de tiempo. Esta contaminación no sólo afecta a las plantas sino a los animales, tanto por la acción directa como por la ingestión de pastos contaminados.

Es lógico que el número de estaciones medidoras de la contaminación atmosférica constituyan puntos aislados, debido fundamentalmente, a su alto costo. Sin embargo cada vez se hace más necesario conocer quien contamina, primero para evitar que lo siga haciendo y segundo para que, una vez hecho, corra con las consecuencias de los destrozos por él ocasionados. De ahí la importancia de vigilar el aire que nos rodea, para evitar los considerables daños en las plantas en particular, como a los seres vivos en general.

Jardín meteorológico, pluviómetro.Para el control de esta contaminación se emplean sistemas capaces de recoger las partículas contaminantes que están en suspensión en el aire y que se precipitan a tierra rápidamente al ser arrastradas por las gotas de lluvia (lluvias ácidas en el más amplio sentido). Pero al ser el número de estos medidores tan poco numeroso, no parece factible detectar las incursiones contaminantes a través de un determinado territorio, sobretodo si éstas lenguas contaminantes son relativamente estrechas.

En algunos lugares, estas contaminaciones intentan detectarse por los efectos observados en las hojas quemadas de algunas plantas. Pero estos procedimientos, además de llegar siempre tarde, no son capaces de detectar el origen del mal, encontrándose la población humana, animales y plantas, completamente desamparados.

Una vez detectado el carácter contaminante de una incursión, sería realmente sencillo averiguar la fuente o punto de partida, mediante las retrotrayectorias, que de forma rutinaria se obtienen como una utilidad más, de los mapas reales del tiempo, llamados análisis; como tampoco hay dificultad alguna, a partir de los datos previstos de los modelos numéricos, trazar las posibles trayectorias antes de que la contaminación llegue a producirse en un determinado lugar. Esto, unido a los análisis químicos pertinentes, sería el método científico capaz de aportar pruebas contundentes respecto a las oportunas reclamaciones.

De lo anterior se desprende, que para hacer un estudio serio de la contaminación atmosférica deberíamos disponer de un procedimiento capaz de detectar los delgados pinceles contaminantes que son arrastrados por el movimiento de la masa atmosférica, lo que implicaría un gran número de captadores, cuyo precio debería ser lo suficientemente barato para ser viable.

Interior de la GARITA meteorológica. Termómetros secoy húmedo .Máxima y mínima. Evaporimetro Piche. Termohigrógrafo.SISTEMA DE RECOGIDA DE MUESTRAS (S.R.M.)

Este sistema, patentado por nosotros, fue diseñado a partir de la petición de estructurar un proyecto y en función de unas necesidades particulares, por lo que el S.R.M. responde a las características solicitadas para esa determinada función, cumplida ésta, ahora lo ofrecemos a quienes les pudiera ser de utilidad.

Su viabilidad está en estudio y algunas entidades han adquirido un cierto número de estos dispositivos con vistas a la captación de muestras contaminantes y precisamente debido a su bajo costo (relación 1 a 100 con los sistemas clásicos) hace posible poder disponer de una retícula, de malla suficientemente fina para que cualquier entrada contaminante, pudiera ser detectada.

No queremos entrar aquí en si el S.R.M. es acorde o no con los captadores de apertura automática. No es nuestro cometido realizar valoraciones ni comparaciones con estos u otros sistemas, pero como nuestra mentalidad es preferentemente científica y no comercial, queremos que quede bien claro que el S.R.M. es un procedimiento capaz de recoger las primeras gotas después de una precipitación y que por tanto, en estas muestras van incluidas la deposición seca, es decir, la que se va depositando por gravedad mientas no llueve, sumada a la deposición húmeda, esto es, la que es arrastrada por las primeras gotas de lluvia.

A sabiendas de esto, suponemos, (ya que nuestros clientes no han puesto a nuestra disposición sus resultados) que los estudios realizados van encaminados no tanto a sustituir sino a complementar los sistemas automáticos, por estos sistemas manuales de precio y mantenimiento diferentes, sistemas en definitiva completamente distintos, cuya diferencia esencial consiste en el extraordinario número de estaciones puestas en juego, lo que va a suponer una enorme cantidad de datos disponibles.

En líneas generales el sistema de captación del S.R.M. se basa en una sencilla adaptación de nuestros pluviómetros, tan simple como colocar en el extremo de salida del vaso superior o colector, un pequeño recipiente o frasco de plástico de unos 3 cm3 de capacidad, cada uno de los cuales llevan en su interior un elemental y económico dispositivo de cierre, de tal forma que una vez lleno el frasco con las primeras gotas de lluvia caídas, se cierra automática y herméticamente por presión hidrostática del propio agua recogida, lo que garantiza la absoluta estanqueidad del agua captada en primer lugar. A partir de este momento, el agua se desborda por la boca de entrada del frasquito, desaguando por unos orificios apropiados. De esta forma tan sencilla, el frasco conserva las primeras muestras de la lluvia caída, (que son las que nuestros clientes deseaban recoger) independientemente del agua que pudiera caer posteriormente.

Para recoger la muestra obtenida no hay mas que quitar el frasco que va simplemente a presión, etiquetándose para su envío y posterior control y análisis. Naturalmente, es obvio añadir, que el agua que no entra en el frasco es recogida en el Vaso Inferior, y por tanto susceptible de ser medida y que sumada al volumen perfectamente conocido del frasco, nos va a dar la precipitación total, con lo que su uso como S.R.M. no interfiere con el uso normal de pluviómetro.

Queremos dejar suficientemente claro que el S.R.M. no dispone de ningún tipo de analizador en el momento de la precipitación, sino que los análisis deberán hacerse posteriormente en laboratorio y además, que no resulta rentable para un solo frasco, sino que el sistema está diseñado para cientos o miles de ellos, con cuyos resultados poder confeccionar los mapas y tratamientos informáticos que se precisen.

La instalación de estos S.R.M. es similar a la de un pluviómetro normal, generalmente debería servir para ambas cosas, se debe elegir un lugar despejado, en el cual, los edificios o árboles, no estén excesivamente cercanos para que la precipitación pueda ser recibida sin interferencias ni remolinos, cuando por causa del viento, ésta llegue con alguna inclinación.

- Evidentemente deben estar alejados de los focos de contaminación local tales como chimeneas u otras fuentes contaminantes.

- Se colocará en un poste rígido y resistente, de madera o metal, sólidamente fijado al suelo, de tal forma que la boca quede a una altura de 1,5 m.

- La forma de medida es la recogida manual, no requiriendo una formación especial.

La solución a los problemas de contaminación no está en el esfuerzo aislado, sino colectivo, por lo que la última palabra la tienen las Instituciones, Autonomías y Organismos, capaces de crear procedimientos; eso si, contando con la ayuda y colaboración de nuestras gentes del campo. Es la forma de conseguir un mundo mas limpio y natural.

Temas relacionados con el pluviómetro-------Los Pluviómetros en general--Agricultura--Fenología--Contaminación-- Urbanismo--Posibles errores de los pluviómetros
Otros Temas ----------Mereorología Básica--Agrometeorología-- Principios de fenologia --Modelos Meteorologicos --La predicción y lo borroso--Tiempo y Montañas --Chorros y Máximos de viento --Los medidores de la lluvia en la Historia--Calor, Bienestar y Energia -- Términos Meteorológicos --Enlaces--Email